Vi “Historia de un Matrimonio” y esto es lo que tengo que decir

Siento que Netflix se está metiendo en demasiados buenos temas. Pasando un poco de eso tan “taquillero” a temas más profundos. No es que amo Netflix -si, lo hago y lo adoro y hasta le haría un queque- pero de verdad que me he encontrado con joyas en su plataforma… que me ayudan a pensar y sentir otras cosas, a meditar un poco sobre la vida que llevé, llevo o llevaré.

Marriage Story Historia de un MatrimonioHe leído ene sobre que Historia de un Matrimonio -protagonizada por la bacana Scarlett Johansson y Adam Driver- antes de verla, tengo ese gusto extraño de averiguar todo sobre la película que voy a ver, quizás es para adelantarme a algunos hechos y tener una mejor idea de lo que voy a ver. Quizás no es una idea muy inteligente considerando que me adelanto a varios hechos, porque jamás el trailer me convence.

Leí críticas dispares de “Historia de un Matrimonio” desde que era casi una obra maestra, que ameritaba un Óscar y que se yo, COMO así también a gente decir que básicamente era una lata y que era predecible. Como que no encontré una critica clara sobre todo.

Pero acá algunas cosas que puedo decir.

    1. Marriage Story Historia de un MatrimonioLa escena de la Abogada es NOTABLE: El discurso de Laura Dern hablando sobre lo perfectas que debemos ser las mujeres para los jueces, para los mismos hombres, para la sociedad. Esa perfección emanada desde la cultura católica de María, que ella es quién se lleva toda la responsabilidad, incluso cuando concibe, porque el PADRE está ausente. Fuerte pero cruelmente cierto. Las madres queramos o no, somos quienes nos hemos hecho de vírgenes y santas porque básicamente eso es lo que se nos impone. Y más cuando se lo dice a Nicole -la protagonista- mostrándole y enrostrándole lo sucia que es nuestra sociedad con las mujeres que comenzamos a tener el mando en nuestra vida después de agachar el moño durante años.

https://platform.twitter.com/widgets.js

  1. Eso de “separarse en buena” acá se ve demostrado que es para la pura pantalla: quienes hemos querido hacer una separación en buena sabemos que es puro discurso, porque en realidad ningún quiebre es “piola” o es bien manejado. Los quiebres son quiebres y cuando comienzas a escuchar ese discursillo de hacer todo “a la buena onda” o “siendo amigos” sabes que es porque es lo que ellos quieren creer y es lo que tu quisiste creer en un momento de la separación.
  2. Sorry pero Charlie es un culiao’ o hijo de pu** si alguien lo está leyendo desde el exterior: si, no sé como decirlo, es el típico loco que siempre necesitó ese apoyo moral para salir adelante, pero en el momento en que le va bien, se olvida de esa persona que estuvo ahí apoyándolo. Nicole siempre vio a Charlie como alguien superior a ella, y cuando se dio cuenta que ella era una igual notó que las cosas no estaban bien, más cuando, esa persona… a la que supuestamente amas, comienza a cavarte un hoyo para que NO salgas adelante. Porque no puede aceptar que a Nicole ahora le vaya mejor que a él, porque a ella le ofrecieron algo que a él no, entonces es ella la que está abandonando todo. Que no puede ceder. Claro… si cedió todo en la relación, al punto de cederse a si misma y a sus deseos.
  3. ¿Alguien tiene que ceder? Pero no Charlie: increíble pero cierto, las relaciones en términos reales buscan que las dos personas estén en igualdad de condiciones, POR ENDE, en algún punto todos cedemos, transamos cosas que se supone que no nos dañan. Pero claro… cuándo has sido quien nunca ha transado y por única vez tienes que permitirte ser flexible no puedes. Y ahí te das cuenta que la abogada de Nicole siempre tuvo razón, si, porque por un único momento en la vida debes pensar en ti y no en lo que te están imponiendo por enésima vez. Incluso en el divorcio Charlie no cede, prefiere gastarse todo el dinero de su premio en un abogado cabrón que saque los peores trapitos al sol, que por una sola vez decir: “si, acepto el trato” que le estaba ofreciendo su primer abogado -el que era algo más realista-. En la escena cuando está con la evaluadora en vez de aceptar que efectivamente se cortó y qué lo hizo mal, prefirió desmallarse y “maquillar una buena paternidad”.
  4. La buena paternidad y la mala maternidad: Papás que quieren mostrarse “buenos padres” pero no lo son y madres que no quieren mostrarse débiles para no perder. Porque al final de eso se trata. Mostrar algo que no eres con tal de ganar el gallito que tienes con tu ex, abusar del sistema con tal de que la otra persona pierda (porque no se trata del “bien superior del niño”), buscar cada artimaña para mostrar que la madre es la que está tomando malas decisiones, y que el “buen padre” siempre está presente incluso obligándolo a hacer cosas que a su hijo ya no le gustan, sin siquiera pensar en “el bien superior del niño”.
  5. La mujer renace: se puede revivir después de estar apagada. Y eso es lo que muestra. Al final, después de toda la cagada que tuviste que vivir, de estar siempre pensando en el otro, te das cuenta que no hay nada más que tú. Eres tú la que tiene que renacer, porque cuando la mamá está bien los hijos están bien. Y así es…

Aceptar el cambio no es fácil y si estás viviendo un periodo así, créeme que una película no te solucionará la vida, pero por lo menos puede darte algo de tranquilidad saber que después de la tormenta viene la calma, y que CRÉEME que no hay nada mejor que dejar las cosas claras y por escrito. 

Acá te dejo el trailer por si quieres verlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s