Los míos, Maternidad, Solo para Mammás, Todo

¡Bienvenido 2019! Algunas reflexiones para comenzar el año

Al finalizar el 2018 les dejé un post en mi Instagram  que decía un montón de cosas, pero principalmente me daba cuenta de la cantidad de personas que pateaban la perra -estaban enojadas- por la cantidad de cosas que habían pasado.

mamma don't preachNo les mentiré, mi 2018 estuvo DURÍSIMO: tomar la decisión de separarme, empezar a darme cuenta de los patrones que seguía en las relaciones que establecía, volver a trabajar en una oficina, con horarios de oficina, así también dejar de asistir a tantos eventos como lo hacía antes, ayudar y acompañar a las niñas a vivir el proceso de separación -porque imagínense que una toma la decisión, pero esto repercute fuertemente también en mis hijas, que no lo manifiestan como una lo hace ni lo pueden verbalizar-, darme cuenta que mi familia ahí estaba, al pie del cañón, lograr establecer límites en relaciones tóxicas y así un sinfín de cosas que pasaron hasta el 31 de diciembre de 2018.

Pero puedo decir que así como fue durísimo, también comprendí que era necesario y era el año. Era el año en que debía tomar esas decisiones. Cumplí 30 años y no quería seguir los 10 años siguientes viviendo de la misma manera y menos cuando la felicidad ni el amor era parte vital en mi vida.

¿Se han dado cuenta de la importancia de amar y ser feliz?

Cuando de repente tomas un camino que te lleva a descubrir que la felicidad y el amor son distintos a la idea que una principalmente tenía en la adolescencia y te vas dando cuenta que la vida es mejor cuando, a pesar del dolor que te genera esa decisión, se van despejando los caminos.

NO PAIN, NO GAIN.

¿Cuántas veces hemos escuchado que sin sufrimiento no se ve ganancia? Pero… ¿se han puesto a pensar en la cantidad de veces que sufrimos creyendo que algo nos traerá ganancias y al final terminamos sufriendo más?

La vida NO es sufrimiento, si hay momentos en que debemos tomar decisiones que quizás “van contra el plan que una tenía”, pero eso no significa que nos quedaremos sufriendo eternamente.

Este 2019…

Lo comienzo con el pie derecho, si, porque sigo aprendiendo de mi misma, de mis hijas, de que la familia jamás ha sido como nos la han pintado los patrones clásicos arcaicos -por decirlo en simple-, que el trabajo si se puede disfrutar, que la vida se goza y se disfruta ahora, pero con aprendizaje, porque BASTA AMIGAS seguidoras de este blog de pegarnos con la misma piedra una y otra vez. De darnos duro… ¡BASTA!

La maternidad no puede ser una piedra o un impedimento para realizarse como personas. La maternidad es y será una parte creadora de las mujeres, pero eso no nos define como mejores mujeres o como peores. A través de la maternidad aprendemos y en la vida estamos llamadas a aprender y ser mejores ¡PERSONAS!.

Este 2019 se viene con todo, porque así lo creo y porque he manifestado desde mi interior que así será y se los comparto porque este es el espacio en que las acompaño día a día, a través de mis redes sociales. Porque quiero seguir siendo su compañera virtual y paño de lágrimas cuando lo necesiten. Así soy yo.

Les deseo lo mejor y quiero que se den 5 minutos de su día para ustedes mismas, para mirarse al espejo y decirse que son bellas y hermosa y que son las mejores mamás del mundo. Que son power y que pueden seguir siendo power si ustedes todos los días se levantan con el ánimo y las ganas de serlo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s