Los míos, Maternidad

Reflexiones: El té frío

Cuéntame, ¿cuántas veces te has quedado con el té frío?

Té con Hierba Luisa IquiqueDe hecho me preparé un café, caliente, porque estoy trabajando desde el computador y necesito hacer 10 mil cosas, pero ahí está. Hoy me quedé dormida, la ropa mojada para el colegio porque no alcancé a secarla, no envié a ninguna de las dos y mi café/té es mi mejor aliado, pero ahí está.

He aprendido a tomármelo frío. 

Sé que somos muchas, muchas las que todas las mañanas y todas las tardes tomamos café/té frío pero esto tiene una explicación más lógica que el sólo “se te quedó la taza encima de la mesa”. 

¿Se han dado cuenta de la cantidad de cosas que una hace al día?

Hay días en que me mareo de tanto que hacer. Tengo una lista de cosas que debo hacer, interminable, la anoto todos los días en mi cuaderno de pega, porque de lo contrario se me olvida, porque tengo tantas cosas que hacer que en serio se me va. Hay días que he tenido que anotar que debo almorzar o cocinar, para qué decirles que sin mi calendario me voy a la punta del cerro (de hecho se me olvidó anotar un cumpleaños que debía ir ayer y lo olvidé, para peor quería ir). 

Entonces todas las mañanas tomo mi taza, me preparo un café, en la tarde un té, y entre que hago el aseo, trato de solucionar los problemas de mis clientes, me tomo uno o dos sorbos y luego termina la taza ahí, enfriándose en la mesa, en el velador o en la misma cocina, porque hay días en que ni siquiera sale de la cocina.

Después lavar la loza, colgar la ropa, hacer la cama, pasar la aspiradora porque ahora con dos hijas, marido, perra y gata mínimo que la alfombra tenga un estado de “decencia” para que cuando estén en casa puedan jugar tranquilas en un lugar “limpio”.

Dos sorbos más. 

Y sigo haciendo trabajo de mis clientes, sacando el informe del informe, la gráfica importante para otro cliente, después debo correr a buscar a las niñas a casa de mi mamá. Y ahí quedó el café/té helado, frío encima de la mesa.

Y así se me va el día y después me pregunto: ¿por qué siempre me tomo el café/té helado?

Bueno, así es como llegué a la notable conclusión de que el café/té helado es así porque ¡en qué momento te sientas a tomártelo tranquila! Creo que solo lo he logrado cuando hemos ido a un desayuno de los que me invitan o en la casa de mi mamá cuando me chicotea los caracoles para que me lo tome en el momento.

Son algunas de las meditaciones que hago cuando tengo enfriando otro café en la mesa.

23 comentarios en “Reflexiones: El té frío”

  1. Me pareció muy divertido este post ya que me sentí identificada, solo que habeses yo dejo que se caiga el mundo y me siento a tomarme mi tasa de té aunque sea tibia. Saludos!

  2. Hola!!

    Jajajaj.. es verdad yo tengo una lista interminable de té y café frios en varios momentos de cada semana!!.. pero que seria nuestra jornada “laboral” sin estos placeres frios? jajaja..

    Agenda en mano y un sorbo de café o té de la mano, para una buena organización y que no olvidemos ese cumpleaños tampoco jajaja..

    Que tengas linda semana y menos té y café frio o al menos en temporada de calor si jajaja 🙂

  3. ¡Hola! Casi siempre me pasa, se me queda el té frío porque me lío mirando otras cosas o haciendo otras cosas jaja, y la verdad es que me gusta tomarlo frío. Me ha gustado mucho tu publicación. Besos.

  4. Me he sentido superidentificada contigo… Aunque realmente a mi no se me queda frío… del todo. Tiene truco: yo me preparo una tetera de las que llevan un émbolo y mantienen el té caliente. Así, aunque lo que haya en la taza esté frío, lo mezclo con un poco del de la tetera y así por lo menos me lo tomo templado. Pero completamente de acuerdo con todo: yo también voy muy acelerada de una tarea a otra y me cuesta mucho encontrar el momento para tomar el té (yo no tomo café) tranquilamente.

    ¡Un abrazo!

  5. Perdoname el atrevimiento, pero ¿Y tu marido que pitos toca? Yo se que trabaja, si, pero eso no impide que ayude al menos con las cosas de la casa mientras está ahí.
    Mujer, te leo a ti y es como leer a mi madre, ella no trabaja desde casa la verdad, pero tiene 48 años y apenas si ahora tiene tiempo para ella, yo tengo ya 22 y mi hermana va a cumplir 13, no siempre descansa pero mi hermana no da mucha pega así que ya no se complica tanto como antes ¿Pero te vas a quedar 10 o 15 años mas tomando te frio? enserio, yo se que disfrutas de tus niñas y tu marido como nadie -ahora que tengo el mio te entiendo- y sin embargo no justifico que tengas que andar a los trancazos y no tengas para ti el tiempo que necesitas </3
    Antes de ser madre y esposa eres mujer cariño, se que todas decimos que ahora que tenemos otra persona en nuestras vidas es diferente y somos equipo, pero aun así, tomate el tiempo al menos de tomarte el bendito te caliente.

    Saludos.
    PD: Te sigo.

    1. Gracias por tu comentario! la verdad es que somos una familia bastante particular porque él, si bien se encarga de su parte de la casa, trabaja principalmente de noche, entonces nosotras vivimos de día y él de noche. Nos entendemos y tenemos nuestras diferencias, pero mientras yo madrugo él descansa, mientras yo duermo el trabaja. Así no hay quién viva!

      Gracias !!! también te seguiré!

  6. Creo que al final hay momentos de la rutina que se convierten en placeres, es decir si tu rutina va a ser tomar el te frío durante 10 o 15 años de seguro que a lo largo del camino cada vez vas a apreciar más esa temperatura, a mi me pasó así, sencillamente me acostumbré por que en realidad tu inconsciente o consciente da prioridad a otras cosas que forman parte de tu vida y te gratifican. Así que ya somos 2 aquí y ahora, pero en el mundo seguro que hacemos un club…. jijijiji muy interesante la reflexión en la que me he visto reflejada. Un abrazo.

  7. Me da a mi que somos muchas!
    Aunque en vez del té, lo que se me queda frío es el café. Mi pareja y yo lo intentamos hacer todo al 50%, pero a mi me gusta hacer muchas cosas y siempre voy de culo por intentar hacerlo todo. Pero bueno, a veces has de aprender a separar lo que de verdad es importante. Antes no podía dormir si no fregaba los platos antes… Ahora los friega mi pareja por la mañana 😉 Hay que vivir y ser feliz 😀

  8. Hola, guapa! Jejjeje a la verdad es que ser mujer no es nada fácil ya que nosotras tenemos que encargarnos de todo xd 😂 a mi casi no me da el tiempo para nada y cuando tengo un tiempo estoy agotada lo que a mi me gusta para relajarme es el Te frio de limon siento que me despierta.

  9. Te entiendo muy bien, apuntarlo todo en la agenda, calendario o incluso en el móvil y luego tener tantas cosas por hacer que se te acaba el día y aún te quedan cosas pendientes. Seguro que la cumpleañera lo entiende, bss!

  10. Hola, tienes razón siempre tenemos miles de cosas por hacer y a la final terminamos tomándonos el té helado, son pocas las veces que tenemos tiempo de disfrutarlo de otra manera, siempre es por sorbos y seguir continuando con las tareas, así de complicado son nuestros días

  11. Tal cual. Me siento muy identificada. Yo he optado por hacérmelo templado y beberlo de un sorbo. Así no pierdo tempo ni le doy tiempo a que se enfríe. Si supieras la de veces que me he ido a tender, y me he dejado el agua caliente en el microondas…
    ¡Un beso!

  12. Me cuesta también tomarme un café o té a lo largo del día, salvo esté fuera de casa, pero estando en casa hay tantas cosas que hacer que lo he reservado para el final del día donde si me puedo sentar tranquila a disfrutarlo.

  13. Soy fanática del té y pues al ver el titulo me he enganchado con eso, pero he sorprendido al arme cuenta de la forma en que conectas algo tan sencillo y cotidiano con una gran reflexión.
    Muchas gracias por compartir algo tan bello

  14. Hola guapa!! Me he sentido enormemente identificada con este post, será bueno o malo? Jajaja. Se nos va la vida con cafés y tes fríos. Pero es que una tiene tantas cosas en la cabeza y tareas autoimpuestas que esos momentos de relax no nos queda. A veces después de cenar y acostar a la nena mi esposo me prepara un té, pero saco ropa del lavarropas, me pongo a preparar la ropa del otro día, la lonchera, leer y contestar correo y ojear el blog para que no muera… cuando espabilo, el está enojado porque mi te esta helado. Pero es que quietas no nos podemos quedar. Jajajjaa. Así que: “vivan los tes/cafés fríos!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s