Salud y Lactancia, Solo para Mammás

¿Cómo proteger la piel en invierno?

temperaturas frío cuidado pielMuchas personas piensan que la piel debe cuidarse sólo en verano. Prueba de esto es que la venta de protectores solares y cremas humectantes se dispara en esas fechas. Sin embargo, como asegura Stefanía Toso, Dermatóloga de Clínica La Parva, la piel también sufre los efectos del frío y los rayos del sol en invierno.

“La irrigación de la piel disminuye con las bajas temperaturas (vasoconstricción), llegando a verse más blanca o incluso de color violáceo”, señala la experta. Estas condiciones propician que se reseque la piel, por efecto de la escasa humedad en el ambiente debido al uso de calefacción y, por lo mismo, la piel está más propensa a sufrir irritaciones o dermatitis.

Sin embargo, señala Toso, no todas las personas se ven afectadas de la misma manera frente a las bajas temperaturas y en cada caso los cuidados deben ser distintos. “Los más afectados por los cambios de temperatura son los ancianos y los niños, ya que tienen una piel más delgada y delicada que tiende a ser muy sensible al frío”, dice.

Para evitar estas complicaciones, la profesional recomienda algunos productos, entre los que se encuentran:

–          Productos de limpieza como aguas micelares que logran limpiar la piel sin producir irritación, falta de humectación o daño, algunas tienen propiedades antiinflamatorias que permiten desinflamar la piel.

–          Las cremas hidratantes, especialmente aquellas con alto contenido de ceramidas y ácido hialurónico, ya que permiten mantener la hidratación óptima de la piel manteniendo la barrera cutánea de mejor manera evitando la pérdida de agua de la piel.

–          El protector solar es de vital importancia en esta época donde tendemos a disminuir su uso pensando que la radiación solar es baja, olvidando que los tubos fluorescentes de las lámparas y pantallas también emiten radiación por lo que estamos expuestos constantemente a ésta.

La especialista advierte que tampoco es conveniente automedicarse porque quienes lo hacen se exponen a reacciones adversas como “ardor, dolor o picazón”.

Finalmente, la principal recomendación es no descuidar la piel en estas fechas, mantenerla lubricada y protegida, ya que un descuido puede acarrear consecuencias. “A largo plazo la exposición solar sin protección lleva a dañar la dermis, produciendo arrugas, flacidez, manchas y la aparición de telangiectasias (vasitos sanguíneos). En los pacientes con enfermedades como rosácea, la exposición solar empeora los cuadros de enrojecimiento facial”, asegura Stefanía y agrega que estos efectos son acumulativos por lo que la prevención es de vital importancia.

 

Para obtener más información sobre las especialidades, tratamientos y equipo médico, visite la página www.clinicalaparva.cl.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s