Los míos, Maternidad, Vida Cotidiana

La difícil tarea de ser padres y pareja

¿Alguien me podría decir en qué película de Disney muestran que ser padres y pareja es terrible? 

mamá de malcolm Reconozco que más de alguna vez me creí esa imagen de los papás haciendo dormir a las guaguas y yéndose a tomar un vino conversando de lo lindo de la vida, riéndose o hablando de los amigos. Yo creo que eso solo pasa en las películas gringas porque más de alguna a vez me he sentido como la mamá de Malcolm con las chascas despeinadas solo pidiendo un poco de silencio y que nadie me hable, ni siquiera Feña.

Terminar un día normal, así fresca, feliz y reluciente solo pasa en las mejores familias

Yo normalmente estoy con mi moño de mamá y el maquillaje corrido, media dormida en el sillón, con ganas de irme al Caribe -lugar que no conozco- y sentirme libre.

Y así… y después viene la tarea de ser pareja. De querer estar con la otra persona.

Feña y yo
¿Se han dado cuenta que que las parejas casi ni se sacan fotos juntas?

En mi caso, Feña trabaja de noche, todos los días non-stop, y es peludo porque a las 2 am una no tiene muchas ganas de levantarse (en especial con este frío) a conversar sobre el día, y no es que no lo haga, es que con el cansancio del día créanme que con suerte me despierto al darle pecho a la Olivia (esto es lo que yo llamo autoservicio) difícilmente lo haré para ver a Feña.

Y en las mañanas me muevo, voy a los eventos en los que me han visto, ando en reuniones de trabajo porque si no trabajo money honey.

Entonces, la gran pregunta es ¿en qué momento somos pareja?

Y ahí me doy cuenta de que muchas parejas se separan después de ser padres, porque es una tarea que no para. Hay ene abuelas y abuelos que apañan en la crianza de los niños, pero a nosotros nos tocó vivir lejos de la suegra y mi mamá nos apaña de lunes a viernes mientras yo hago mi pega. En el fondo, estamos impedidos de vivir una vida de padres, jóvenes y con ganas de compartir.

Y de aquí viene el nombre de este post: la difícil tarea de ser padres y pareja. Porque es difícil, porque es una tarea que no para, en que ambas partes deben ceder y también aportar a que resulte y funcione.

He leído de todo en internet, fórmulas increíbles, incluso recetas infalibles en que la mayoría termina siendo que la mujer trance cosas para “mantener la estabilidad familiar” –¿en qué punto de la evolución nos perdimos e hicimos que siempre las mujeres transáramos cosas para el bienestar de todos?-.

Si bien no es infalible creo que hay cosas que me di cuenta y es bueno decirlas: 

  1. La armonía en la pareja se logra sólo si uno como individuo está bien consigo mismo. Esa cuestión de comenzar a postergarse es pésimo para cualquier persona y más aún si estás en pareja ¿cómo vas a estar bien con esa persona si tú te sientes mal todo el día contigo mismo?
  2. Respetar los acuerdos e intentar que sean equilibrados. Claro, decirlo es fácil hacerlo es difícil. Pero es cierto, ley pareja no es dura.
  3. Busca un amigo o amiga en quien poder desahogarte cuando quieras matar a medio mundo porque las cosas van funcionando mal. No hay nada peor que guardarse la basura que uno va acumulando. Yo llegué hasta tal punto de publicarlo en Facebook porque era una olla a presión -amiga que me lees, no eres la única que cuenta sus problemas en Facebook-.
  4. Es bueno mandarse a la cresta un rato, pero eso también tiene sus costos. El peor de ellos, yo creo que es que hay uno que siempre sale trasquilado y ese sigue guardando basura para la próxima vez que estalle la olla.
  5. Lamento informarte que las parejas pelean y harto más de lo que podríamos imaginar: desde quien dejó los calcetines tirados en el living hasta porque uno llego tarde. Es bueno ir viendo cómo funciona su pareja y la melosidad típica de las películas de amor casi ni existe cuando a uno le molesta algo del otro.
  6. Hagan cosas juntos y también por separado. Con Feña antes andábamos muchísimo en bici, y logramos una complicidad súper genial porque éramos equipo. Pero apareció la Olivia y obvio tuve que bajarme de la bici, y desgraciadamente perdimos un poco eso. Quizás en algún momento lo retomemos, pero también aprendí que si o si necesito una actividad física para mantenerme en mis cabales. Así como Feña necesita seguir andando en bici o salir con sus amigos -yo me arranco a los eventos, como yo les llamo: los happy hours de las mamás bloggers-.
  7. Cuando hagas algo hazlo por ti y para ti. ¿Han notado que hay gente que aún cree que una debe estar linda “para el marido”? No pues. Una de debe arreglar, maquillar, peinar,  vestir para sentirse bien con una misma, no con el resto. Yo he notado que el salir me obliga a andar con una cara algo más decente que antes, que me era gustando maquillarme como antes, que puedo maquillarme para andar linda porque si, y eso obviamente Feña lo nota. Pero no soy de esas personas que hace algo porque otro lo dice.

Creo que ya lo he dicho todo. Quizás haya algo mejor por ahí sobre las relaciones de pareja y ser padres, pero es lo que yo he vivido y por eso se los cuento.

¿Agregarías otro tip?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s