Una alimentación saludable durante las #vacacionesdeinvierno

La alimentación y el ejercicio son clave para que los niños estén en un peso saludable. Pero a veces sucede que en vacaciones de invierno nuestros hijos rompen la rutina, ya sea porque están más horas en la casa o porque, normalmente, los panoramas invernales tienden a asociarse a dulces y golosinas.

alimentación vacaciones de inviernoSodexo Servicios de Beneficios e Incentivos, entrega algunos tips de alimentación para que nuestros hijos pasen unas entretenidas y saludables vacaciones:

  1. Respetar los horarios de las comidas: comer de manera relajada permite una mejor digestión y menor estrés; haga de la cena un área libre de juguetes, televisión, y teléfonos celulares.
  2. Consumir legumbres: tienen muchos beneficios, y un alto aporte en proteínas y fibra soluble, por lo que contribuyen a mantener niveles normales de colesterol y azúcar en la sangre; e insoluble, lo cual mejora el tránsito intestinal. También se pueden consumir en guisos o ensaladas como plato de fondo, agregando sólo arroz o fideos para mejorar la calidad de la proteína. “Se recomienda su consumo 2 veces por semana en porción de una taza a una taza y media dependiendo de la actividad física que realice el niño y de su edad”, señala Paulina Hernández, jefa del programa Vivir Bien de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.
  3. Reducir los carbohidratos simples: reducir el consumo de carbohidratos simples como azúcar y bebidas. Es mejor optar por carbohidratos complejos como las pastas que les encantan a los niños y que se pueden consumir sin inconvenientes, pero controlando las porciones.
  4. Postre: La mejor opción son las frutas de la temporada, que se pueden mezclar con yogurt. También están las barritas de cereales con frutas o chocolate que tanto gustan a los niños. Revise el etiquetado nutricional y prefiera las que contengan un alto aporte en fibra. Los postres o flanes livianos en calorías pueden ser otra alternativa.
  5. Consumir frutas de la estación: La mayoría de las frutas de la temporada, como la naranja y el kiwi, contienen altos índices de vitamina C, lo que además ayuda a protegerse más eficazmente de los virus. También las frutas aportan fibras.  Además de frescas, algunas como la manzana y la pera, se pueden hacer asadas y potenciar su sabor con ralladura de limón o naranja, canela y/o clavo de olor para darles más gusto, y les puede agregar yogurt natural sin azúcar  descremado.
  6. Sea creativo en la presentación: ofrezca a los niños frutas y verduras cortadas, y luego hágales crear caras divertidas o animales.
  7. Evite el estrés si su hijo no se come toda la comida en almuerzos o cenas: evite traspasar la preocupación a su hijo si éste no come, ya que afectará al momento de ingerir las preparaciones y no logrará que se alimente bien finalmente. Antes de pensar que su hijo no come, revise que las porciones son adecuadas, su capacidad estomacal es menor a la de un adulto, si come entrada, bebe mucha agua o colaciones cercanas al horario de comida, es probable que se sienta satisfecho.
  8. Reducir el consumo de grasas: evitar el consumo de grasas, principalmente las saturadas como el tocino, mantequilla, embutidos.
  9. Asegure un consumo adecuado de proteínas magras: prefiera la carne de vacuno de cortes como posta, lomo liso, filete, asiento, pollo ganso, pollo, pavo (sin cuero ambos), pescados, legumbres y lácteos descremados.
  10. Sea un buen ejemplo: la manera más importante de mejorar la dieta de su hijo es dar un buen ejemplo.
  11. Haga participar a sus hijos en la planificación de las comidas, en las compras y en la preparación de los alimentos: esto permite a los niños involucrarse con lo que comen y les permitirá estar más abiertos a probar nuevas variedades de alimentos.
  12. Para viajes: prefiera llevar sándwich de pan integral con agregados livianos como lechuga, tomate, atún, galletas de avena, jugos bajos en azúcar o agua natural para beber, así les mantiene el concepto de colaciones saludables no sólo para la época de colegio o jardín infantil.

 Para la jefa del programa Vivir Bien de Sodexo, las vacaciones escolares son un excelente periodo para fomentar las conductas alimentarias saludable y la actividad física. El frío o la lluvia no son excusa para que los niños se queden encerrados viendo televisión o jugando con el computador. Los padres deben estar atentos y organizar actividades que les permitan fomentar una buena calidad de vida y además pasar más tiempo en familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s