Salud y Lactancia

Nutricionistas explican cómo se vive cada etapa en los niños

Muchos son los mitos y hay quienes simplemente no saben cómo comenzar. Cambiar de la leche materna a otros alimentos o de las papillas a la comida más entera, son procesos difíciles para algunos padres. Especialistas nos explican el paso a paso y nos dan las pautas para una nutrición completa. Además, nos cuentan cómo es hoy el acceso a los profesionales de la nutrición y la situación a nivel país para las personas de más bajos recursos.

¿A qué edad darle alimentos sólidos? ¿Cuándo debo cambiar de papilla a picado? ¿Qué alimentos puede comer y cuáles no? Son las preguntas que se hacen los padres a menudo y cuyas respuestas las escuchan por lo general de su pediatra, pero además de todas las tías, suegras, mamás que les dan tantos consejos, como variedad de alimentos hay. 

El tema está hoy en discusión, tras la noticia de la lactante de 7 meses, que falleció en 2014 y esta semana comenzó el juicio contra los padres, quienes auto diagnosticaron a su hijo y le dieron una alimentación sin gluten, provocando una desnutrición y teniendo un peso de 4 kilos, muy por debajo de lo normal para su edad. 

alimentación infantilEs por eso que se hace necesaria la participación del Nutricionista en el proceso de alimentación de los niños, partiendo por la lactancia, donde también son muy necesarios, pero principalmente cuando empiezan las primeras comidas.  

Cecilia Sepúlveda, nutricionista pediátrica, experta en celiaquía y colaboradora del Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile, explica estos procesos uno a uno, termina con los mitos que muchos padres tienen y nos cuenta la importancia de los profesionales de la nutrición en cada una de estas etapas, pero también la situación que actualmente vive el país, en el que no muchos tienen acceso a este servicio. 

Sepúlveda señala que idealmente se le debe comenzar a dar otros alimentos, distintos a la leche materna, a partir de los 6 meses de vida, nunca antes de los 5 meses, como forma de complementar la lactancia.  

“Se comienza con consistencia papilla licuada de verduras variadas según disponibilidad, dependiendo la zona del país en que se encuentre. Para facilitar la educación a los padres, es bueno incorporar 1 verdura de cada color (roja, verde y tubérculo), debe tener algún tipo de cereal (arroz, sémola, fideos, harina, chuño, trigo, avena, centeno y cebada, quinoa), un trozo de carne magra (pavo, pollo, pescado o vacuno), al momento de servir agregar una cucharadita con aceite crudo. De postre podemos dar papilla de fruta cruda o cocida. Mientras mayor diversidad en los ingredientes entre un día y otro mejor”.  

Sobre cómo deben ir aumentando estos ingredientes, explica que desde los seis meses se pueden utilizar todo tipo de frutas y verduras. El pescado, en tanto, se puede iniciar entre los 6 y 7 meses, las leguminosas entre 7 y 8 meses, y éstas deben ir preparadas siempre acompañadas por un cereal. El huevo, se recomienda desde los 9 y 10 meses. Sin embargo, la labor del nutricionista es acompañar caso a caso, entendiendo que no existe la receta única y que nuestros hijos e hijas merecen la mejor alimentación posible. 

Sobre la preparación, la nutricionista señala que siempre se deben respetar los tiempos de cocción de cada alimento, con la finalidad de conservar lo máximo posible sus cualidades nutricionales. “Para preparar una taza de la primera papilla necesitamos, 30 gr de carne, pollo, pescado o pavo (una cajita de fósforos), ¼ taza de verduras verdes crudas (Espinaca, acelga, zapallo italiano, apio, lechuga, repollo, porotos verdes, brócoli, otras) , ¼ taza cocida de verdura de color (zapallo camote, zanahoria , algas marinas, champiñón, betarraga, berenjenas); 1 papa chica o del tamaño de un huevo; 1 cucharada sopera de algún cereal(arroz, sémola, fideos, harina, chuño, trigo, avena, quinoa). En una olla con agua hervida poner a cocer la carne, pasados 15 minutos poner el arroz o quinoa en caso de usar ese cereal, la papa y verdura de color al cabo de otros 10 minutos, agregar la verdura verde dejar cociendo por 5 minutos, verificar la completa cocción de los alimentos. Licuar y al momento de servir agregar una cucharadita de aceite de canola, oliva o maíz o soya. Servir a temperatura templada”.

¿Qué cuidado de higiene debemos tener en la cocina?

Lavarse muy bien las manos antes de cocinar y sobre todo luego de manipular cárneos crudos o alimentos sucios. Siempre antes de cocinar desinfectar el área, lavar los implementos a usar. Mantener los alimentos lavados alejados de las carnes crudas de los alimentos que aún no están higienizados. Nunca usar la misma tabla y cuchillos que usamos para cortar carnes crudas para cortar verduras y/o alimentos cocidos.

Alimentos no recomendados antes de los 2 años

Así como existen estas recomendaciones, también es importante saber cuáles son aquellos que no deben ser consumidos por los niños antes de los dos años. Algunos de estos, dice la especialista son: 

–          Miel por el riesgo de botulismo en menores de 2 años. “La adición de azúcar en postres de fruta no es necesaria, produce un aumento de las calorías de las preparaciones lo que no se justifica, ya que la alimentación complementaria solo debe aportar el 50% de las necesidades del niño”. 

–          No se recomienda tampoco los edulcorantes artificiales (sacarina, aspartame, sucralosa, estevia u otro) ni los productos light en menores de 2 años, “no existe evidencia de su inocuidad en este grupo etáreo, además estimulan y perpetúan el gusto por el dulce”. A nivel nacional estos productos están regulados para mayores de 4 años.

–          No se debe agregar sal a las preparaciones, con el contenido de sodio propio de los alimentos y la leche de los niños cubres sus necesidades de este mineral. No requieren aporte extra.

–          Bebidas de fantasia,  jugos artificiales, jugos 

–          Snacks ( papas fritas, doritos, ramitas , etc), golosinas de todos tipos.

Los nutricionistas en el proceso 

La incorporación de la alimentación complementaria, explica Cecilia Sepúlveda, no sólo es importante para aportar los nutrientes necesarios para el desarrollo del niño, sino que además permite que se desarrollen aspectos psicosociales del niño. Por otra parte, el paso de la alimentación láctea a la complementaria, así como la evolución en las consistencias puede verse entorpecida por algunas prácticas ( premiar o castigar con comidas, no avanzar en consistencias o mantener ciertas consistencias, usar bebidas o líquidos azucarados para hidratar, no incorporar distintos alimentos por miedo al rechazo del menor entre otros practicas), las cuales con una adecuada guía profesional se pueden evitar, sobre todo pensando en que la perpetuación de los errores alimentarios pueden llevar al desarrollo de malnutrición por déficit o por exceso. 

“Entonces, quien más adecuado que el profesional nutricionista para acompañar y guiar a los padres en este proceso, considerando que dentro de nuestra formación uno de los pilares es la educación alimentaria”, señala. 

En salud pública, agrega, a nivel de atención primaria (Consultorio), se establece un control por nutricionistas entre los 0 y 12 meses de edad, este control es al 5 mes, el que tiene por objetivo: Fomentar la lactancia materna exclusiva hasta cumplidos los 6 meses de vida y complementada hasta los 2 años o más. Indicar la alimentación complementaria no láctea a partir de los 6 meses de vida (180 días de vida), saludable y balanceada considerando las particularidades del lactante y familiares. Promover hábitos de alimentación saludable y actividad física diaria a nivel familiar. Prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos con la promoción de hábitos de higiene y manipulación de alimentos en el hogar. Anticipar a la familia en relación a la reacción normal de los niños frente a la alimentación complementaria: huelgas de lactancia, neofobias, variabilidad del apetito, preferencias alimentarias, reflejo de extrusión, entre otras. El rendimiento es de 2 pacientes por hora, (30 minutos cada uno). Además de todas las derivaciones generadas por el médico y profesionales de la salud, puesto que se trata de un modelo de salud familiar en el cual se trabaja en equipo, para tratar las diversas necesidades y enfermedades que requieren de soporte nutricional.

En el sector privado, en tanto, la derivación a nutricionista queda a criterio del pediatra de cabeza del paciente, no asegurando así la atención nutricional en ningún momento de la infancia. 

“La visión del gremio, ante esto, es hacer patente la necesidad de establecer controles nutricionales universales, considerando el origen precoz de las enfermedades crónicas no transmisibles de origen nutricional, y la necesidad de prevenirlas aplicando estrategias de educación nutricional desde el inicio de la alimentación de los individuos”.

La solución, para la especialista del Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile, sería aumentar la dotación de profesionales nutricionistas en consultorios, además de los controles obligatorios dentro de los 2 primeros años, con el objetivo de ampliar la cobertura y el numero de controles, pensando en que las dificultades en los inicios de la alimentación complementaria se deben superar y vigilar durante el proceso que parte a los 6 meses y continua hasta que el niño se incorporar a la alimentación de la familia.

Por otra parte, urge dadas las cifras de salud, incorporar la prestación Fonasa y en Isapres, para el profesional nutricionista, lo que facilite el acceso a los usuarios del sector privado a controles nutricionales que puedan cooperar en el desarrollo adecuado de la alimentación complementaria, pudiendo evitar así los hábitos erróneos que llevan finalmente a la malnutrición por exceso o déficit.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s