Panoramas

La solución a los problemas de transporte y contaminación

Las bicicletas son una de las soluciones más sustentable y saludables frente al problema vial y ambiental. Sin embargo, para expertos en la materia como la consultora inmobiliaria NAI Sarrà, la infraestructura está lejos de ser la óptima para los ciclistas y deben enfrentarse a problemas como la escasez de estacionamientos.

bicicleta deporteVeinte y tres ciudades chilenas forman parte del listado de los lugares más contaminados del planeta según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estudio donde Coyhaique aparece como la ciudad con los índices de contaminación más altos de América Latina. De acuerdo a expertos en la materia como la consultora Inmobiliaria NAI Sarrà, la solución más próxima para resolver el problema, al menos en la capital, está en la optimización del sistema de transporte público, donde la bicicleta aparece como una opción sustentable, segura y saludable. Sin embargo, aseguran que ni la infraestructura ni las políticas públicas apuntan en esa dirección.

“Uno de los problemas para los ciclistas hoy en día es la falta de infraestructura. Si realmente queremos lograr una descongestión vehicular, hay que facilitar espacios y vías para ellos. La idea es que conducir una bicicleta sea realmente un beneficio y en Chile no lo es”, explica Jaime Sarrà, director general de NAI Sarrà.

Hace un año el Ministerio de Obra Públicas comprometió en Santiago, la construcción de 70 Km de ciclovías para antes del 2017. De la mano con aquella inversión, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo decretó que tanto las construcciones públicas como privadas deben tener un estacionamiento de bicicletas por cada 10 de autos. Sin embargo, hoy esta norma no se cumple e incluso algunas oficinas decidieron retirar los estacionamientos que tenían destinados para los ciclistas, y dado que en los edificios de oficinas la seguridad aplica para todos los usuarios, entonces  prohíben el ingreso de las  bicicletas a los ascensores.

Existe una necesidad de adecuarnos a las tendencias y a los nuevos estilos de vida, por lo que deberíamos fomentar la construcción de estacionamientos de bicicletas para los ciudadanos que optan por este medio de transporte. Pero el lugar físico no es todo, una buena manera de cambiar la forma en que miramos el sistema de transporte público sería incluir también camarines, lockers y duchas en los espacios comunes de los subterráneos en los edificios de oficinas, para que así los usuarios puedan usar este medio de transporte para ir a sus trabajos con la comodidad que el uso de las bicicletas requiere”, dice Sarrà.

Algunas ciudades en el mundo como Giethoorn en Holanda ya prohibieron la utilización de vehículos motorizados. Otras como Amsterdam o Berlín fomentan y facilitan el uso de las bicicletas como una forma de disminuir la congestión, y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. “En Alemania puedes poner hasta 7 bicicletas en el espacio de un auto a través de un sistema de palancas. Lo que demuestra que cuando los ciclistas reciben una buena prestación, incluso están dispuestos a pagar por un establecimiento que entregue el servicio de estacionamientos de bicicletas con todo lo que esto requiere”, concluye Jaime Sarrà.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s