La Vitrina, Panoramas

Guía para ir a #Kidzania y no morir en el intento

Niñas en KidzaniaMonse es mi cuñada de 11 años, hermana de Feña, más conocido como el señor no-marido, mi pareja o como desee llamarlo, vino desde Puerto Montt a Santiago a disfrutar sus vacaciones con nosotros. Sin mamá, se vino en avión y acá hemos aprovechado de vacacionar y hacer muchas cosas divertidas que Santiago tiene para ofrecerle a l@s niñ@s.

Desde Kidzania me regalaron una entrada para niñ@ y otra para adulto, entonces, a pesar de que pienso muchas cosas respecto a meter a los niños en cosas “de adultos”, las marcas y otros pensamientos y reflexiones que son bastante razonables para nosotros los adultos, doblé mi brazo y fuimos. Cuando hablas con una niña de 11 años que viene desde una ciudad bastante lejana y una de 6 años que al fin se siente acompañada para hacer cosas entretenidas, Kidzania para ellas es un gran panorama.

Diseñando autos kidzaniaCometí el error de no preguntar a mis amigos y amigas que habían ido a Kidzania si tenían tips para poder aprovechar al máximo (la entrada de niños vale la no despreciable suma de $16.000.- app. y la de adulto $10.000.- app.) porque si o si este debe ser un panorama planeado. En especial para aquellas familias que hacen un extra esfuerzo por gastar el dineral que sale las entradas de un grupo familiar (saque usted mismo los cálculos para una familia de dos papás y dos niñ@s). 

Ahora, si no estás pasando por este proceso, si no quieres ir a Kidzania, si no quieres nunca presentarles esta posibilidad, no es necesario que sigas leyendo, tengo artículos mejores y con información de interés. Pero si estás en la edad en que tu hijo ya pide cosas y una de esas es ir a conocer esta ciudad para niños, dale, continúa, porque es De repartidoras Chilexpress Kidzaniamejor tener claros algunos detalles antes de ir.

  1. Siempre revisa Groupon o la página de Kidzania para ver las ofertas en las entradas: Cometí el error de la entrada de niño que tuve que comprar lo hice en la boletería, cuando justo en Groupon había una oferta -casi casi mitad de precio- para la entradas de adulto y niño. Siendo bastante conveniente.
  2. Si la hora de entrada es a las 11, entonces deben estar a las 11: en casa nos atrasamos arreglándonos y haciendo mil cosas, pero pasamos a almorzar antes porque las niñas iban a llegar con hambre. Cuento corto: terminamos entrando a las 3 de la tarde. Y a pesar de que cierran el parque a las 7 pm el tiempo pasa volando y entre la espera a cada actividad, conocer el parque, revisar las actividades antes de entrar, se pierde mucho tiempo. Y es harto el que se pierde. Entonces no vayas a las 3 pm después de almuerzo, es mejor pasar la jornada ahí adentro y dedicar ese día solo a estar ahí. De lo contrario los niños solo juegan algunas actividades (las que los hacen ganar Kidzos) y después las otras (donde deben pagar) quedan con cuello porque están repletas o están en la última dinámica.
  3. Saquen el famoso pasaporte a penas entren al recinto: El pasaporte de Kidzania tiene varios beneficios, ya que los niños van acumulando profesiones en ellos. De partida los hace ganar más Kidzos (plata de Kidzania) y les da descuento en las actividades que son pagadas. A medida que acumulan actividades cambian el pasaporte y les dan más beneficios (y descuentos a los papás en las tiendas que están dentro). Sacamos el famoso pasaporte porque queríamos un recuerdo para la Monse y Sofía, es bonito y sale con sus datos y además de los tickets de las actividades, después nos dimos cuenta de los beneficios que tenía. OJO: el pasaporte vale $2.990.- por niño. OJO 2: Si vas con un niño o niña que no es tu hijo para sacar el pasaporte, el papá o mamá debe autorizar a que el adulto encargado saque el pasaporte, enviando un mail a merchandising.kidzania@gmail.com con un texto más o menos así “Yo PAPÁ/MAMÁ rut 11.111.111-1 autorizo a ADULTO RESPONSABLE rut 11.111.111-1 a que le saque el pasaporte de Kidzania a mi hijo NOMBRE COMPLETO rut 11.111.111-1” nosotras perdimos unos 20 a 25 minutos en eso por no tener este importante dato. No sirve andar con el carnet de identidad del niño o niña, solo la autorización por escrito.
  4. Fabricando bebidas en KidzaniaVayan a las actividades más solicitadas primero: nosotras recorrimos el recinto y como ellas tenían solo los Kidzos que les dan al comienzo tenían que ganar plata primero para poder hacer el resto. Cuento corto nos quedamos sin jugar en Bomberos, el avión o a las fábricas que están en el segundo piso. Obvio, nos quedamos sin tiempo, porque a la hora que tenían dinero suficiente eran las 6 y todas las actividades estaban copadas o eran las últimas. Por eso es importante el número 2, vayan a la hora de apertura y se quedan toda la jornada ahí.
  5. Comer adentro no es tan caro, pero tomar líquidos si: Una señora me dijo que la chorrillana para compartir vale $6.000.- y algo, no así los líquidos. Por ende no es tan alocado comer dentro, pero si o si lleven snacks y líquidos porque no en muy rentable dedicarse a comer ahí adentro. Menos comprar en las tiendas de regalos.
  6. Cada actividad toma entre 10 a 25 minutos: por ende, si no te quieres aburrir como ostra, lleva una batería externa para el celular o un libro porque en algunas actividades, como la minera, donde se hace bastante latera la espera. Porque los papás hacemos bieeen poco. Si bien hay uno o dos lugares donde los papás podemos esperar, pero casi nadie los usa.
  7. Ojo con las pulseras porque deben quedarte cómodas, no apretadas: Al ingresar a Kidzania te ponen unas pulseras que te rastrean en las actividades que estás. Por ejemplo, a los papás nos ponen una pulsera, y con eso podemos rastrear la última actividad que hicieron nuestros hijos en caso de que se pierdan. Pero a la Monse su pulsera le quedo incómoda entonces, hay que ir a la salida para ver si te la pueden soltar.
  8. Vayan al Laberinto de Espejos como una de las primeras actividades, en serio: cuando quisimos ir era tarde, no pudimos entrar porque era la última actividad y ahí quedamos, con cuello.
  9. En el banco pueden guardar sus kidzos, vayan de a poco guardándolos porque cierran el banco 15 minutos antes del cierre. 
  10. Por favor sea respetuoso: si, eso es clave en todo, pero aquí se exacerba. Hay niños muy pedantes, que te empujan, empujan a tus hijos y en el fondo no les puedes decir nada porque no soy su madre, pero el respeto es parte de toda buena convivencia. Es desagradable la falta de respeto de algunos. Mis hijas no son la gran maravilla, pero por lo menos me disculpo si ellas se mandaron una embarrada.
  11. Dentro puedes comprar la entrada para la próxima visita y te sale muchísimo más barato: Si, algo así de 8 mil pesos por cabeza, bastante más barato.
  12. Salir con dolor de cabeza es normal: hay música y gritos todo el día, además de exceso de luces y de verdad agota. Yo tengo un problema auditivo y cuando me expongo a eso, tengo dolor de cabeza y además un agotamiento mental más o menos heavy. Así que lleva paracetamol para la salida y harto líquido.
  13. La salida es algo caótica a las 7 pm, pero con paciencia todos salen bien y de verdad, SEA RESPETUOSO. 
  14. En el primer piso están las profesiones donde ganas plata y en el segundo piso están las fábricas: Si quieres ir a hacer bebida, helados, pizza o cocinar, debes ir al segundo piso. El resto está en el primer piso.
  15. Los Kidzos no alcanzan para nada: Si, no intentes gastarlos en la feria de las pulgas o en Falabella, en serio que canjear 100 kidzos por un set de stickers es bleh. Mejor júntenlos y úsenlos para las actividades pagadas, por lo menos los aprovecharán mejor.
  16. Los niños no quedan más o menos consumistas después de ir: La Sofía y la Monse ni siquiera se acuerdan de las marcas que auspiciaban las actividades, se acuerdan que fueron a construir, que fueron a la mina, que fueron a buscar empleo, qué hicieron bebida, pero no quedaron tocadas por el espíritu del consumismo.
  17. Si no quiere llevarlos, no los lleve, pero si su hijo/a quiere ir mala experiencia no es: no es un mal lugar, está limpio, es ordenado, los monitores son educados, ayudan, es seguro, lo disfrutan, se divierten, hacen cosas entretenidas, ellos van eligiendo, se sienten grandes.
  18. Vaya cómodo y con una mochila cómoda: si, yo fui con una mochila cartera y en un momento era molesto, bastante incómodo. Ideal mochila estilo colegio o bolso que se pueda poner en modo mochila. Además de niños y niñas vayan con pantalones y poleras cómodas, ya que en serio ahí si que se mueven.
  19. Por favor sea respetuoso y no lleve a niños entre los 2 y 4 años, en serio lo pasan mal: vi a muchos niños y papás complicados con niños de esa edad porque no se concentran, no pueden entrar a todas las actividades (ya que deben seguir instrucciones o leer) y se sienten molestos porque obvio ven a sus hermanos mayores hacer cosas que ellos no pueden hacer. Guaguas pequeñas pasan piola, porque con coche quedan cómodas, pero no es panorama para niños entre los 2 y 4 años.
  20. Aproveche de ir a recorrer el Parque Araucano después para relajar la vena después de todo un día encerrado en Kidzania: Se agradece ver naturaleza de verdad después de una jornada full con las niñas encerradas, gritando y escuchando música fuerte.
  21. Predispóngase a tener paciencia: Es para ir a pasarlo bien, no para sentirse mal, para cuestionarse el lugar o para andar rabiando con sus hijos -vi muchos papás peleando con los niños porque ellos querían hacer una cosa y los papás otras-, es una ciudad para niños, no para papás y los papás somos meros cuidadores. Dedíquese a disfrutar a sus críos y a sacar fotos porque en serio que ellos lo disfrutan cuando todos van en un sentido de diversión.

¿Has ido a Kidzania? ¿Te gustaría agregar algún otro tip? Déjalo en los comentarios y lo agrego.

Dirección Av Pdte Riesco 5330, Parque Araucano, Las Condes

Horarios: AQUÍ

Dato extra: dos amigas me comentaron que se pueden armar grupos para los niños del colegio y la entrada sale algo así de $5.000.- por cabeza. Averigüen.

Anuncios

2 thoughts on “Guía para ir a #Kidzania y no morir en el intento”

  1. Hola. Que divertido leer esto. Pues fui a kidzania a mis 26 años en una situación completamente distinta a la tuya. (Cero mama y ni pensar en serlo). La noche anterior la había terminado en un bar rockero carretiando hasta las tantas y al día sig. Me levante temprano con la caña del terror para ir a kidzania a trabajar como monitora en una empresa que por las vacaciones de invierno como actividad de la empresa llevó a los hijos de los trabajadores a este parque y nos pagaron a un par de ‘jovenes’ -bastante bien- para cuidar a sus niños. Si tú saliste con dolor de cabeza imagínate yo que andaba corta de sueño y con caña. Ese lugar es del terror, más allá de la postura que podamos tener en cuanto a su consumismo o inserción en un mundo capitalista y de libre mercado como el de hoy a tan pequeña edad. (Por si fuera poco) además no tiene cielo. (Ósea….. no me refiero a ese cielo falso pintado en el techo, si no que a su ventilación). Para los que no han ido es como la fábrica de Willy wonka. Está todo encerrado y los gritos de los cabros chicos lo vuelve piooor y Todo más difícil. Sin embargo lo pase bien. Siempre me han gustado los niños y recuerdo que me hice cargo de una chiquitita (muy chiquitita) como de 4 años que no entendía nada y que a su corta edad todos estos estímulos la tenían más bien paralizada que sobre exitada, y mi trabajo era guiarla y acompañarla. y ahí estaba yo. (Con caña. Pero ni ella ni mis jefas lo sabían) Al salir de kidzania nos subimos al bus con 45 cabros chicos más rumbo a la empresa a dejar a las bestias. -Mi día aún no se acababa-. Uno me vomito el asiento, y por si fuera poco pasamos cerca de mi casa y como monitora no podía bajarme ahí porque iba a cargo de un bus lleno de pendexs mientras veía el bus alejarse cada vez más de la ciudad. Luego de que la misión había conluido… tu terminaste tu día relajándote en el parque. Lo que es yo…. con 26 jóvenes años en el
    Cuerpo termine en un bar porque no podía llegar a casa sin tomarme una piscola luego de tan duro día. Ja ja ( 26 jóvenes y lindos años) han pasado muchas cosas desde ese día. Viví en otro continente, estudie otras cosas y hoy con 31 años Espero a mi primer hijo de 8 meses en la panza y Es por eso que me es inevitable comparar tu relato con mi experiencia y sobre todo rescatar que ante cualquier manera de pensar es la voluntad de nuestros niñ@s lo más importante. Kidzania no es no es uno de los lugares al que yo llevaría a mi hijo a pasar un día en sus vacaciones, (sobre todo por esa canción de mierda de (8)kidzania es un mundo no sé que ….. que cantaban y bailaban cada 20 minutos) pero los niños conviven con otros niños ( es la magia de la vida) y tenerlos en una burbuja tampoco los hará ser mejores . Por eso valoro y admiro tu posición. Y tú acto de amoooor al llevar a tus niñas a un lugar al cual ni tú misma irías dos veces!

    1. Hola María José:
      No pude evitar reírme de tu experiencia en Kidzania. Lo encontré tragicómico, entendí completamente tu dolor, sufrimiento y también lo divertido de la situación.
      Si, esa cancioncilla es algo insoportable también, en especial al final. Los pobres monitores entre que pasan vergüenza y los niños quedan así como que onda esto y los papás miran para cualquier lado empatizando con la vergüenza de los monitores que bailan jajaja.
      Por eso hice esta GUÍA María José, porque me di cuenta que muchos vamos con una predisposición negativa -en especial cuando hablamos del poder del consumismo, de la crianza respetuosa y todas esas cosas que hablo en el blog- y también no sabemos de qué miercale se trata. Yo pensaba, por ejemplo, que los niños podían llegar entrar a la actividad y jugar, pero no es así, deben esperar, deben hacer filas, deben convivir con cabros chicos pesados -esos que se pasan, las mías son pesadas-, papás apestados de estar todo el día.
      También concuerdo contigo sobre el cielo, no hay ni un ápice de luz solar, entonces llega un punto en que pierdes no solo la noción del tiempo, sino también la necesidad de producir vitamina D jajaja
      Y también en cierto sobre eso de que podemos criarlos de una manera, pero aislarlos es complejo. En especial cuando conviven con niños y papás que normalizan ciertos lugares o marcas. Por ejemplo, Olivia va a un jardín intercultural, donde están en contacto con la naturaleza y todo eso, pero los papás igual los hacen pintar libros con líneas (nos insisten en que debemos pasarle cuadernos en blanco) y también les pasan cosas de marcas o monitos animados y eso igual los marca. Y las tías, igual aceptan, porque es un Jardín con aportes Junji, entonces imposible decirle a un niño que no entra a clases por que lleva mochila de un monito animado.
      Te deseo lo mejor con tu bebé y espero que te demores haaaaarto en llevarlo a Kidzania jajajajaja

      ¡Cariños!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s