Maternidad, Salud y Lactancia

Ponga ojo a los principales problemas de visión en niños y adolescentes

Dificultad para ver bien la pizarra o problemas de aprendizaje y de rendimiento académico pueden ser indicios de enfermedades de la visión.

niños problemas a la vistaEstrabismo y vicios de refracción, como miopía y astigmatismo, son los problemas visuales más comunes en los niños en edad escolar, y a los cuales los padres deben poner especial atención.

La docente de la Escuela de Tecnología Médica de la Universidad Central y especialista en oftalmología, Viviana Castillo, explica que el desarrollo de la visión se completa durante la infancia, “si un niño/a padece de estas patologías y no son tratadas a tiempo o en forma correcta, podría no desarrollarse adecuadamente la visión del infante”, indica la especialista.

Junto con lo anterior, un problema visual puede influir en el aprendizaje y rendimiento académico de los escolares. Así, si un niño no logra ver bien la pizarra o tiene dificultades con la visión cercana, difícilmente podrá realizar sus tareas de forma correcta.

“Muchas veces el niño no logra manifestar su problema hasta que es mayor, esto podría estar explicado en parte porque nació con esa condición, no conoce otra realidad y se acostumbra a ella. Sin embargo, son los padres quienes juegan un rol fundamental, debido a que por medio de la observación pueden percatarse que algo no anda bien. Por ejemplo, si el niño choca con las murallas, le cuesta recoger objetos o se acerca mucho para ver televisión”, plantea la docente de la Universidad Central.

La tecnóloga médica Viviana Castillo afirma que la edad idónea para el primer control oftalmológico es a los 4 años, en la etapa preescolar, “pero si un padre detecta que algo no está bien o ha cambiado respecto a su visión, debería ir antes de la edad recomendada”.

Por lo general, existen factores genéticos asociados a estas patologías, por lo mismo, si hay problemas visuales en los familiares cercanos, se deben aumentar las alertas. De todas formas, también se pueden presentar síntomas o dificultades visuales sin tener antecedentes familiares.

Los principales signos que pueden alertar que un niño tiene problemas visuales, según la experta, son:

  • Dificultad para ver bien en la pizarra, especialmente si se sienta en los últimos puestos de la sala.
  • Dificultad de aprendizaje o problemas de rendimiento académico
  • Ver la televisión muy cercana a ella.
  • Dolores de cabeza

Si luego del chequeo médico, el escolar tiene que utilizar anteojos, se deben elegir unos de tamaño adecuado a su rostro, de un material resistente a las caídas y con un sujetador en las patas del lente.

“Es recomendable cambiar los lentes cada 6 meses, debido a que en los niños tienden a estar siempre muy rayados. Además, al niño debe gustarle sus lentes y sentirse cómodo con ellos, de lo contrario no los usará sin la supervisión directa de sus padres”, finaliza la docente de la Escuela de Tecnología Médica de la Universidad Central.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s