Saltar al contenido

#Maternidad La bendita-maldita lista de útiles

llegó marzoY llegó marzo.

Así lo puedo definir. Como ese clásico comercial de un tipo interrumpiendo las soñadas vacaciones y avisándote que tienes que volver a la realidad. Con un tremendo gorro que dicen: MARZO.

Dentro de todo hemos podido sobrevivir bien a esta época porque pude pedir mis vacaciones en estas fechas y así acompañar a las niñas a retomar las actividades. Sofía entró a Kinder y la Oli está viviendo su adaptación en la sala cuna.

Y obvio, lo más terrible de esta época, junto con la compra de uniforme, pago de matrículas, contratación de furgones (si porque DEBO DECIRLO: somos de esa clase de familias a las que no les da para ir a dejar a las niñas a la hora, jajaja, la cama es más fuerte), es la famosa bendita-maldita de útiles materiales del colegio. Esa interminable lista de cosas que te piden para el colegio y que piensas mil y una veces (y repites el proceso otras quinientas mil veces más) si las utilizarán todas.

En el caso de la Sofía la lista es bastante decente (en comparación a otras que he visto) y la de la Olivia es aún más decente ya que son pequeñeces fáciles de encontrar en la casa y comprarlas.

No es opción el super

Así como lo escribo. El otro día pasé por la sección del supermercado y juro, pero JURO que me caí de poto con los precios del supermercado del elefante cuando vi cuánto costaban las cosas. Pasé porque habían algunas cosas que no encontré en mi picada de La Vega.

Y aquí es donde saltaré con mis super mega increíbles datos de ahorro (si, aunque igual compré un par de cosas más para mi… como un set de plumones para hacer los trabajos de la Sofía).

PRESTA ATENCIÓN Y FAVORITEA ESTE POST

¿Dónde comprar? Muy fácil… si eres de Santiago este es mi dato para los útiles y todas esas menudencias de librería que me encantan. Librería El Baratín o el Baratillo (son de los mismos dueños).

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 12.08.14 a.m.

Referencia para llegar: La Vega Chica (donde están las carnicerías y también las cocinerías) queda al frente del Mercado de Abastos Tirso de Molina. En el mismo sector, al costado hay un pasillo que se llama El Baratillo, ahí hay dos librerías y son lo mismos dueños. Además podrás encontrar muchas cosas de greda y mimbre. Y recuerda pasar por el exquisito jamón, salame y bondiola en La Continental.

Las colaciones las compramos en nuestra queridísima Fruna. Sin mentirles la caja de 24 jugos en caja nos costó la módica suma de $3.700.- sin contar el turro de galletas morochas que compró Feña y la caja de barritas de cereal (20 unidades) por $1500.-

Si te sirven los datos, no dudes en compartirlo y obvio, contarme si te gustó la picada.

lista de útiles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: