Caras locas
Recuerdo cuando hice el título de este post estaba tan indignada, tan pero TAN indignada que tenía que escribir. El tema esque por cosas del destino no pude escribir ese día, entonces simplemente se fue decantando esa rabia. rabia.Ahora voy a explicar por qué tengo/tenía

Me he dado cuenta, con el tiempo que paso en redes sociales (no es que deje a mis hijas tiradas por ahí saltando arriba de la cama, llenas de mocos y con los pañales sucios, no, trabajo como community manager por ende, en mi horario de oficina, estoy muchas horas en redes sociales), que invierto en ayudar a algunas mamás que necesitan un poco de apoyo, contención o quizás un paipe (expresión para decir: “un remezón”), que la maternidad es un mundo complejo de entender.

Tan complejo que ni siquiera yo logro descubrirlo (mi propia maternidad es un cúmulo de preguntas, dudas, respuestas, análisis diario). Cuando escribo aquí es una forma de desahogo de mi mente que busca las mil y un explicaciones de este complejo mundo llamado “maternidad”.

Pero si me he cuestionado que una como madre espera muchas cosas de los bebés. No sé si es por efecto macabro de la publicidad, porque nos quisimos hacer un “mundo ideal”, porque nos contaron que la maternidad es maravillosa, que es “el amor más grande del mundo”. Porque quisimos seguir a las películas gringas, que muestran guaguas tranquilas, que no se mueven, que no lloran, que usan chupete o que no se mandan embarradas.

Esperamos que los bebés se comporten como adultos ¿Qué curioso no?

IMG_9242Me ha tocado leer a varias mamás (en algún momento yo también estuve en ese grupo) decir: es que mi bebé no para de llorar, es que mi bebé se mueve y no sé que tiene, es que mi bebé está metiéndose la mano a la boca, es que mi bebé mamá más que el manual que me entregaron a la salida de la clínica, que mi bebé hace la caca hedionda (no, sorry no huele a flores), es que mi bebé quiere brazos y no pesca su cuna/mecedora/moisés (que yo compré con los ahorros que muchas veces una no tiene), es que mi bebé no quiere dormir toda la noche (graaaaan mentira de la maternidad, de algunos profesionales de la salud), es que mi bebé no se da con otras personas (galla: pasó la NO despreciable suma de 40 semanas en tu vientre).

Y a todas aquellas que tienen bebés, por lo general, sanos (obvio, hay EXCEPCIONES a todas las reglas), les cuento que es LO más normal del mundo.

Los bebés recién nacidos vienen de un hermoso mundo intrauterino, donde los latidos de la mamá son lo que más escuchan y lo que sienten conectados es eso, calor materno, y de repente salir al mundo más o menos hostil, donde todas las personas que te rodean tiene algo que decirte, más o menos, todos quieren decirte cómo funcionan los bebés y entre el puerperio, las hormonas locas, aceptar la “nueva vida” que se viene, es difícil entender que este mundo de “Bilz y Pap” que la publicidad dice que son las madres no es tal.

Que muchas veces es difícil preparar comida porque no hay tiempo, que te has olvidado de ir al baño, que no tienes idea como es que la comida llegó a tu ropa. Y un sinfín de preguntas sin respuesta que podrías estar todo el rato pensando.

Y también te das cuenta que esperas muchas cosas de tu bebé que nunca fueron verdad (o que en el fondo están alejadas de la realidad): que dormirá como un angelito, que tu cuerpo volverá a ser el mismo, que te verás fresca y renovada caminando con tu bebé en el coche, que podrás darte un baño de tina, que como nunca te sentirás feliz y exultante de amor (no siempre es así, muchas veces te preguntas dónde está ese amor de tele), que podrás dejar a tu bebé encargado CASI con cualquier ser humano, que tendrás siempre brazos para apoyarte (algo que muchas veces no es así, la gran mayoría).

Y, entonces ¿qué espero?

Nada. Lo mejor es aprender a vivir la realidad, a disfrutar la locura de ser madre, aprender a conocerte y a conocer a este ser humano que trajiste al mundo. A disfrutarlo con todo. Y el conocimiento es poder, infórmate, fórmate y aprende.

Escrito por:María de los Ángeles

Soy mujer, madre de dos retoñas de 4 años y 2 meses. Soy Community Manager por deformación profesional pero mis estudios están por el lado de la Ciencia Política... Meta en la vida: ser feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s