Maternidad

#Maternidad Peros y más peros… avanza y disfruta

¿Se han dado cuenta que las madres somos las reinas universales de los “PERO”?

Soy asidua a los grupos de maternidad en Facebook, me divierto harto leyendo sus historias, contando las mías, mi experiencia de vida que muchas veces no puedo escribir acá, porque es muchísimo más personal como para dejarlo de registro de esto en la web.

Me he encontrado con un montón de mujeres, al igual que yo, que vivimos con el “PERO” en la boca. Y lo peor es que nos quejamos que nuestras parejas hacen y deshacen según su gusto mientras nosotras nos limitamos a vivir en ciertos parámetros.

Le di mucha vuelta al asunto y pensando en mi lenguaje y también esto de la fibromialgia se me iluminó la ampolleta y caché que efectivamente las mujeres, y en especial las que somos madres, nos restringimos mucho. MUCHO.

no más perosSiempre tenemos un “PERO” para todo.

Queremos salir, pero tenemos el presupuesto justo para pasar el mes. Queremos comprarnos zapatos, pero los zapatos de los niños están primeros. Acabamos de ver un pañuelo muy lindo (y barato), pero preferimos comprarle un libro para pintar a los niños. Mi hija me perdió el único par de aros decente que tenía y aún he dilatado la compra porque “son muy caros”, “hay gastos que están primero”. Queremos ir al matrimonio de unos amigos, pero no tenemos con quién dejar a nuestros hijos. Queremos salir a tomar fotografías, pero las niñas se portarán mal. Queremos tener una noche de pasión, pero la cama está ocupada.

Y así una lista interminable de “PEROS” que nos ponemos para hacer las cosas.

Pensando mil y una vez me di cuenta que yo hacía mucho eso, me limitaba a hacer lo que realmente quería hacer. Quería gritarle a la vieja que le acaba de pegar un carterazo a mi hija y me contenía porque “no valía la pena”, quería sacarme la foto con ese actor guapo que estaba ahí pero me dio vergüenza. Y nada, me dejé de poner peros.

Me comencé a lanzar a la vida

Ahí en ese loco análisis de mi vida, me di cuenta además que “esperaba” el momento correcto para hacer las cosas. Esperaba que la Sofía tuviese la edad correcta para salir, la edad correcta para conversarle, la edad correcta para esto, que yo estuviese en el camino correcto y NO EXISTE EL CAMINO, NI LA EDAD, NI EL LUGAR Y MENOS EL MOMENTO CORRECTO. 

Dejé pasar oportunidades en mi vida por mis peros, y no digo que dejo a mis hijas de lado, esto es MUY por el contrario, es lanzarte a la vida con ellas.

Las niñas y Feña son mis mejores compañeros y decidimos lanzarnos a la vida, aunque perdamos, porque aún si perdemos ganaremos experiencia y vivencias. Tendremos historias que contar, cosas entretenidas que evaluar, habernos caído y levantado de nuevo.

Ahora filo con los momentos correctos y los peros, la vida ES AHORA. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s