Maternidad, Salud y Lactancia

#Maternidad Soy mamá de dos y tengo fibromialgia

Me he dado muchas vueltas para escribir este post. Muchísimas, porque aún me faltan algunas visitas al doctor, fijar controles, terapias y todo.

Pero necesito escribirlo al mundo.

Soy mamá de dos, tengo 27, tengo una pareja todo terreno y fibromialgia.

Los días "malos"
Los días “malos”

Todo comenzó este año, ni idea por qué, comencé a sentirme mal, el cuerpo no me estaba dando. Fui a un control con la enfermera en el consultorio y le pedí que por favor me enviara al psicólogo o salud mental porque estaba comenzando a sentirme mal, ya había sufrido depresión post parto con Sofía y de verdad no quería volver a lo mismo con Olivia.

Gracias a Dios y todos los santos me escuchó y a pesar de que se demoraron, me derivaron. Pero seguí sintiéndome mal, habían días que llegaba muy cansada a casa de mi madre a buscar a las niñas. Le eché la culpa a la lactancia. Como me extraía, no tenía tiempo para tomar un respiro, mi musculatura se estaba debilitando. Incluso habían días en que no podía subir tres pisos de escalera.

Para qué les voy a decir de las mañanas en que sonaba la alarma y yo no era capaz de levantarme. Pidiéndole a Feña que me sacara de la cama para poder ir a dejar a las niñas o para ir a hacer el desayuno. La constante es: “estoy muy cansada”.

Pero no es un cansancio cualquiera, es un cansancio con dolor, es una rigidez que no puedes explicar. Pero CÓMO UNA MUJER DE 27 AÑOS IBA A ESTAR CANSADA. Imposible. Irreal. Intolerable. Incomprensible.

Ya está bien, tengo una vida intensa, doy pecho, tengo dos hijas, trabajo, mantengo una casa, vivo en pareja, corro y recorro Santiago, me levanto temprano. Pero no, habían días en que me acostaba a las 9 de la noche y a las 6 amanecía como si no hubiese dormido nada y para peor no me podía mover.

Habían días que dormía menos y simplemente era una momia en la mañana.

Esto no está bien

Los días buenos /o/
Los días buenos /o/

La primera vez que fui al doctor le conté lo que me pasaba, mis dolores de rodilla, ardor en mi musculatura, que no me podía mover, que me dolía la cadera, que me sentía cual anciana. Me mandó derecho a hacer ejercicio y al nutricionista, debía SI O SI mejorar mi alimentación.

Fui donde mi amigo Simón, más conocido como Nutribiker, y con él hicimos un plan de alimentación y ejercicios que me funcionó perfecto durante 2 meses, pude sobrellevar los dolores y el cansancio. Pero seguían esos días en que no me podía mover, en que sentía ardor, dolor en mis rodillas, cansancio, dolor de espalda y todo lo que ya les he descrito antes.

Falté dos semanas a mis clases de zumba y de árabe y tuve dos semanas insoportables. Tuve mucho estrés, por esas casualidades de la vida tuve que espaciar mis idas al psicólogo y todo empeoró. Mi cuerpo reaccionó pésimo. No puede ser, no puede ser y no puede ser. Tengo 27 años y me siento como de 80.

Fernando terriblemente preocupado, de verme tirada, sin ánimo, sin ganas de nada, ni siquiera de cocinar, de tirar la esponja, de no ser capaz de hacerme cargo de las niñas como siempre, de no tener ganas de ni siquiera levantar un brazo para hacerle cariño, de verme llorar de impotencia. Mis manos hinchadas, mis pies hinchados, y seguir llorando de impotencia.

Leí un montón en Internet, desde Wikipedia hasta Scielo y páginas bien pachamámicas para poder organizar mis ideas de eso que yo ya sospechaba. Necesita ir al doctor con las ideas claras, de que me pudiese creer. Por que cada artículo que sale en la web la base es que el médico crea en tus síntomas, algo que NO siempre pasa. Necesitas un médico de mucha confianza que te apañe.

Hola doctor, soy yo de nuevo

Volví al doctor y me escuchó y me revisó y creyó en mi. Desgraciadamente la fibromialgia es una enfermedad que se diagnostica después de descartar otras patologías como lupus o enfermedades reumáticas. Me mandó con dos exámenes que me tenía que hacer lo antes posible y ácido fólico más vitamina b (ambas cosas me calmaron el ardor de mis músculos).

Exámenes listos, no es lupus, no es algún tema reumático, es FIBROMIALGIA.

Entre medio de todo esto tenía hora con mi ginecólogo, quién avaló el “pre” diagnóstico y también el tratamiento, que me apañaba en no dejar de dar pecho a pesar de que eso me incrementaba mi gasto energético y mi cansancio, pero que se podía y simplemente que le diéramos.

Hoy tengo que ir al médico, para la revisión y cómo sigue el tratamiento de una enfermedad de por vida.

A los 27 se mueren los grandes

Pero también renacemos y somos mejores.

Mi gran compañero y apoyo en todo esto que estoy viviendo: Fernando
Mi gran compañero y apoyo en todo esto que estoy viviendo: Fernando

Le comentaba a mi psicólogo que sentía que los 27 eran una fecha importante, que a los 27 se mueren los grandes artistas, los que han dejado un legado en el mundo, y así me sentí cuando me comencé a sentir mal, con dolores, con achaques, como una anciana. Morí. Morí de dolor, de pena, de angustia, de tomar analgésicos y no sentir alivio, de verme muerta en vida, de no poder levantarme del sillón para llevar a las niñas al parque. Morí.

Pero este fin de año y estos 27 años me mataron, pero volví a nacer y JURO que no me la va a ganar. Si necesito seguir escribiendo como me duele todo para tirarlo para afuera, para ordenar mi cabeza, para ganarle a la fibromialgia lo haré. Es de por vida, puede estar como puede no estar, pero no me la va a ganar.

Prometo a todas y todos quiénes me han preguntando más detalles sobre esta enfermedad hacer un post especial sobre todos los detalles, tratamiento paliativo, alternativo, pachamámico y poder hacer comunidad. Por ahora necesitaba deshogarme un poco.

4 comentarios en “#Maternidad Soy mamá de dos y tengo fibromialgia”

  1. Hola, tengo 36 años, dos niños (uno de 7 años y un bebé de 9 meses) y fibromialgia desde que tenía tu edad. Me trataron mucho tiempo por artritis reumatoide y recién hace dos años me diagnosticaron fibromialgia. Antes de tener a mi bebé sentía que tenía controlada la enfermedad, la sobrellevaba bien, pero ahora ha sido más difícil y estoy sin tratamiento. Estoy en casa con mis dos hijos (aún con licencia) , a cargo de todo hasta que llega mi marido del trabajo y a veces de verdad quisiera quedarme acostada sin hacer nada. Los días de llanto e impotencia de los que tú hablas para mi ya pasaron, llevo tantos años con esto que un dolor más, un dolor menos ya da lo mismo y como dicen por ahí, lo que no te mata te hace más fuerte. Se aprende a vivir con dolor y lo más importante es la actitud que uno tenga frente a la enfermedad, sentir de verdad que la fibromialgia no me la va a ganar.
    Gracias por compartir tu experiencia, estaré esperando tu post especial

  2. no sbes como te entiendo, yo tengo 26, dos hijas pequeñas, hierlaxitud articulas y estan mirando si tambien fibromialgia, pero ya me han dicho que casi seguro que si. Mucho animo, porque con esto podemos, un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s