Los míos, Maternidad

#Maternidad Año Nuevo, Vida Nueva, Depa Nuevo… Mudanza Nueva

Peluches que también ayudaron en la mudanzaEl 2014 lo cerramos de una manera muy linda: con la nueva integrante de nuestra familia Olivia.

El problema es que donde vivíamos nos quedó chico. Vivir casi 2 años en un departamento de 1 habitación con un living amplio no soluciona el problema de que Sofía necesitaba su espacio y que nosotros cada día vivíamos más hacinados que antes.

Olivia dormía con nosotros dentro de la cama y era complejo en especial cuando queríamos estirarnos un poco más (para qué decirles que ambos dormimos destartalados).

Así se fueron sumando un montón de problemas que nos estaban alertando que DEBÍAMOS cambiarnos de casa URGENTE.

Yo debo reconocer que no soy muy amiga de las mudanzas, ni mucho menos de andar de un lado para otro. Viví 25 años en la misma casa, con mis padres y luego con mi hija. No tengo el don de andar cambiándome de casa, además de ser buena para juntar cachibaches, soy poco amiga de jugar al Tetrix para meter todo en cajas.

Media reacia al cambio, pero sabiendo que debíamos movernos, comenzamos a buscar un nuevo hogar. Y aunque parezca providencial, el nuevo hogar se demoró muchísimo menos de lo que esperábamos. Encontramos un departamento, que si bien necesitaba arreglos, era lo que necesitábamos y de acuerdo a nuestros ingresos y lo mejor: nos lo arrendaron (Ahora se debe postular a los deptos porque en serio hay muy poca oferta y un exceso de demanda).

Embalaje, conseguir bolsas, ordenar, botar, etc etc etc… cotizar camión… que horror y más encima el marido tuvo turno de día. Entonces me tuve que encargar de tratar de guardar la mayor cantidad de cosas y dejarlas listas para la mudanza. No, no lo volvería a hacer a menos a irme a una casa definitiva. Y me di cuenta que tengo mal de diógenes.

Llegó el día D y no teníamos nada PERO nada armado para mover. Menos mal el cabro del camión llevó unas cajas plegables ideales para cambiarse. Si y fue bacán. Porque con esas cajas pudimos movernos.

Es caótico. En un momento casi me desmayo del cansancio y de ver como salían y salían cosas. ¿EN SERIO JUNTAMOS ESA CANTIDAD DE COSAS EN LA CASA?

Lo bueno es que lo logramos… con dos vueltas del camión, varias manos logramos no sólo armar las camas sino también tener un living donde convive todo sin morir en el intento.

El resto quedó tirado dentro de una de las habitaciones que “nos sobra”, jajaja.

Poco a poco al fin hemos ido arreglando esos detalles que falta, pero son detalles.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s