Maternidad

Reflexiones de una mamá sobre la Teletón

Reflexiones
Mamá, Sofía y Feña

Creo que lo he escrito en distintas ocasiones, en más de alguna oportunidad critiqué la Teletón, critiqué la forma, el fondo, la falta de solidaridad de los chilenos en el día a día.

También existieron muchos años en que no quise aportar, en que no quise ver la Teletón, muchos años en que vi el lucro, el show, las bromas, el bullying. Vi la Teletón las 27 horas solo para ver a los artistas, para trasnochar y decir: “lo hice y qué”, pero nunca me cuestioné sobre la importancia de esta.

Más de alguna vez me reí con las historias.

Pero ahora, soy madre, hace dos años 5 meses que soy madre. He vivido de samba y canuta con mi hija. 

Al mes de nacida la enviaron a hacerse unos exámenes en el Hospital de Neurocirugía porque le habían diagnosticado Disrafia espinal o espina bífida (malformación congénita de la médula espinal). Lo primero que hace una buena madre es googlear, informarse de qué se trata. Vi imágenes terribles de niños, set de operaciones, posibles problemas a largo plazo, en fin…

Como toda buena madre una no sabe que hacer. Hasta que llegué al médico y descartó cualquier problema que mi Sofía pudiese tener.

En ese proceso de espera, mi mente volaba, preparándome para un futuro incierto, para un “no sé que haré”.

Pero hay días como estos, en que reflexiono como es que aquellas mamás que viven algún tipo de discapacidad de sus hijos logran salir adelante.

Cuando fui mamá, me tocó vivir la Teletón del 2010. Después del Terremoto, después de lo de la disrafia. Lo reconozco: LLORÉ A MOCO TENDIDO. Fue impactante sentir ese cambio: del estar ni ahí al estar ahí. Del sentir lo que siente esa mamá (o quizás muy cercano a eso) y empatizar con lo que yo también haría como madre que soy. 

Quizás no crees, quizás piensa en el lucro, en las malas praxis que “supones” que la Teletón tiene. Pero yo veo a esa madre, a ese niño, a ese bebé que entró a la Teletón desde que nació y no puedo negar pensar en que yo haría lo mismo por mi hija.

Apelo a ese sentimiento, al ponerlos en los zapatos del otro, a detenernos y mirar a nuestro alrededor. A mirar que no todos somos iguales, que hay niños con capacidades distintas, mamás aperradas a morir. Apelo a que la Solidaridad se da todos los días, pero que la Teletón nos tira para arriba y nos muestra que todos juntos podemos lograr metas.

Si no colaboras, no te pido que lo hagas, pero si que reflexiones la importancia de los centros Teletón que es para cada uno de esos niños que asisten. Que cada niño, mamá, familia tiene una esperanza de rehabilitación, de tener una mejorar calidad de vida.

Detén un tiempo en tu vida y aporta.

Yo iba camino a casa, me detuve y me desvié al banco a depositar a nombre de mi hija, con casco, luces y bicicleta en la mano. Jajaja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s